Incumplimiento de deberes de la Ministra Sandra Jovel

Debes leer

Diario La Hora
Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.

Por Guillermo Castillo
[email protected]

La Ministra de Relaciones Exteriores del gobierno de Guatemala está demasiado ocupada en un revanchismo personal donde sus delirios le han nublado al punto de incumplir sus deberes diariamente con la comunidad guatemalteca residiendo en Estados Unidos.

En teoría el Gobierno de Guatemala debería “cooperar con las agencias del Gobierno de Estados Unidos y otros gobiernos de la región para facilitar el retorno, la repatriación y la reintegración de los migrantes que lleguen a la frontera suroeste de los Estados Unidos y que no califican como refugiados en consonancia con el derecho internacional” (H.R. 1625. Sec 7045. 3Aiv), sin embargo, la realidad demuestra que tanto la Ministra como su Embajador de Guatemala en Washington incumplen sus deberes con la comunidad guatemalteca en Estados Unidos. En ambos casos, los funcionarios han centrado como única agenda el lobby anti-CICIG y anti-Estado de Derecho.

Es increíble recibir informes de que la misma Embajada de Guatemala, en Washington, mande a llamar a la policía porque hay guatemaltecos manifestando su inconformidad en protestas ordenadas. Dichos funcionarios de la Embajada en vez de salir a dialogar, se escondieron como ladronzuelos detrás de sus ventanas y con miedo por su mal actuar.

A estas alturas el Presidente Jimmy Morales no tiene ninguna ética para decir que gracias a él, la red consular (bla, bla, bla, casaca chapina). Su negociación de Jerusalén no la uso en beneficio de algún alivio migratorio para 2.5 millones de guatemaltecos y en vez la uso en beneficio del Pacto de Corruptos. Por ahí se habla de la “Política de atención al migrante” del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala la cual es un mamarracho intelectual, pues no atiende los problemas torales. Segeplan tuvo que haber reconocido al migrante como cooperante para que en los Programas Operativos Anuales pueda haber incidencia real. El Ministerio de Cultura tuvo que haber reconocido el quinto pueblo migrante. Si el gobierno de Guatemala no reconoce a los migrantes, menos lo hará Estados Unidos. Somos invisibles e inexistentes en políticas de Estado y cambios estructurales.

La detención interna se ha aumentado 40%. El verdadero muro grandísimo está en las Cortes de migración. La política de México puede afectar a los aplicantes de asilo en Estados Unidos. La retórica y endurecimiento antimigrante se recrudece. Nos mandan cocineros y estilistas de belleza para atender Consulados. Los consulados son simples tramitadores de quinta categoría. Estamos en el limbo jurídico y la Ministra desaparecida en su guerra personal.

¿Qué puede hacerse ante este incumplimiento de deberes?

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest News

Casa Blanca anuncia nueva fase del Llamado a la Acción en GT, SV y HN

La vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, anunció que la Alianza Llamado a la Acción (PCA), que consiste...
- Advertisement -spot_img

Más articulos como este

- Advertisement -spot_img